sábado, 28 de enero de 2017

Sobre DEAR EVAN HANSEN, el musical de la temporada en Broadway

El otro día un amigo decía: “DEAR EVAN HANSEN va a triunfar en los Tonys de este año”. Yo al instante pensé: “Qué osado!”. Pero luego recapacité y creo que puede tener razón. Este año la quiniela de los Tony estará entre los nuevos musicales de la temporada: AMÉLIE, ANASTASIA, BANDSTAND, A BRONX TALE, CHARLIE AND THE CHOCOLATE FACTORY, COME FROM AWAY, GROUNDHOG DAY, IN TRANSIT, THE GREAT COMET… Y sí, echando un vistazo rápido a esta lista de estrenos -no revivals- para mí también destaca DEAR EVAN HANSEN, un musical de pequeño-mediano formato pero extremadamente GRANDE!

Cuando estuve hace unas semanas en New York, DEAR EVAN HANSEN estaba en mi lista de “musicales para ver”, como muchos otros, pero fue este amigo quien me dijo: “No te lo puedes perder!”. Cuando te dicen esta frase, que resumiremos como NTLPP, te entra ansiedad al instante. Se va repitiendo en tu cabeza “NTLPP, NTLPP…” Claro! Si me lo pierdo, me perderé algo MUY grande! ¿Cómo podré seguir viviendo? Sobre todo si el NO perdértelo sólo depende de TU decisión.

Otro tema es cuando ves que Facebook (y las redes sociales en sí) están literalmente “plagado” de efusividad hacia algo. Como, actualmente, hacia LA LA LAND. Entonces tienes claro que lo tienes que ver, y sabes que la verás, pero no sientes la misma ansiedad que cuando te dicen NTLPP!

En este caso, hice caso a mi amigo (no soporto un NTLPP de ciertas personas que me conocen). Aproveché que una amiga fue a hacer la cola para conseguir entradas a buen precio para THE COLOR PURPLE a las 10h de la mañana (porque ella también recibió el mensaje de NTLPP de mi parte sobre ese musical) y le pedí que me pillara una entrada para DEAR EVAN HANSEN. Me llamó desde la taquilla, dubitativa: “Sólo quedan entradas para estar de pie y valen 40$ ¿qué hago?”. “Píllame una pero ya!”. “¿De pie? ¿Vas a ver un musical de pie?”. “Sí! La cuestión es entrar! ya buscaré alguna butaca vacía para sentarme!”, le respondí toda impaciente.

Ilusa de mí. El teatro estaba totalmente lleno y, por mucho que busqué, no había ni una localidad vacía. Pues nada, me quedé de pie, al final de la platea -como mínimo estaba centrada- y me dispuse a ver qué me deparaba el musical. La escenografía era sencilla. Recuerdo que envié una fotografía de ella a otra amiga que no paraba de insistirme sobre que aprovechara mis días en NYC para no perderme NADA. (Sí, sufro muchas presiones… lo sé.) La imagen era la siguiente:



Como podéis ver la escenografía es muy sencilla. Para nada una de esas de los “grandes” musicales de Broadway. Simplemente hay una pequeña cama con su mesita de noche en el centro, y proyecciones de "timelines" de diversas redes sociales, con la orquesta en la parte superior izquierda del escenario.

DEAR EVAN HANSEN es de aquellos musicales que dan el salto a Broadway después de su éxito en el Off-Broadway. Montajes pequeños que tienen su grandeza en su esencia: su libreto, sus canciones y sus interpretaciones.

Esto es lo que me encanta de Broadway y que no pasa en el West End: que lo nuevo, lo original, lo cuidado, lo arriesgado triunfa, aunque no tenga grandes envoltorios. Porque el público de Nueva York está más abierto a SENTIR que en Londres, donde todo es más “apariencia”, todo es más “frío”. Y yo ADORO Londres por encima de todo, pero me entristece mucho que el público británico esté tan “dormido” y “apalancado”.

Bueno, volvamos a DEAR EVAN HANSEN. ¿De qué va? Trata sobre algo tan tristemente cotidiano como el “bullying”. Un joven llamado Evan Hansen, que no acaba de encontrar su lugar, acude al psicólogo, quien le hace auto-escribirse cartas explicando cómo se siente. De aquí el nombre del musical, ya que sus auto-cartas comienzan con “Dear Evan Hansen”. Sí, muy original!

Una de estas cartas escritas desde el ordenador de su instituto va a parar, por error, a un compañero (y vecino) que siempre se está metiendo con él y, como no podía ser de otra manera, la utiliza para continuar burlándose de Evan. Lamentablemente, este vecino se suicida y sus padres encuentran en su habitación la carta de Evan, pensando que la había escrito su hijo para Evan, y deduciendo que ambos eran amigos íntimos. Cuando le comentan este hecho a Evan él, en lugar de confesar la verdad, decide seguir alimentando esa fantasía y la mentira va creciendo y creciendo cada vez más, llegando hasta límites insospechados; haciendo que la popularidad de Evan crezca paralela a la mentira. Logrando, incluso, que la hermana de su “amigo” se enamore perdidamente de él. ¿El desenlace de este lío? Lo tendréis que descubrir viendo el musical.

El elenco de DEAR EVAN HANSEN en Broadway está liderado por los mismos intérpretes que estrenaron el musical en Washington en agosto de 2015: Ben Platt, Laura Dreyfuss, Rachel Bay Jones, Jennifer Laura Thompson y Mike Faist. Todos ellos espectaculares. El montaje está dirigido por Michael Greif, director de RENT y de NEXT TO NORMAL. Otro sello de calidad.

El libreto es de Steven Levenson y las canciones han sido escritas por Benj Pasek y Justin Paul, autores del magnífico musical de Off-Broadway DOGFIGHT, y ahora en la “cresta de la ola” por haber escrito las letras de las canciones de LA LA LAND. Sí! Han sido nominados al Oscar por las letras de las canciones “City of Stars” y “Audition”, compuestas por Justin Hurwitz. Se lo merecen después de tantos años de trabajo.

Bien, pues salí del Music Box Theatre de Broadway totalmente enamorada de DEAR EVAN HANSEN. Aguanté las más de dos horas de función de pie, como si nada, no siendo consciente en ningún momento del cansancio, sino estando totalmente inmersa en la historia, en el mundo utópico de Evan Hansen: en el que formaba parte de una familia ideal, en el que la chica de sus sueños se enamoraba perdidamente de él, y en el que se convertía en un joven altamente popular por defender la memoria de su desaparecido “amigo”.

DEAR EVAN HANSEN habla del valor de la verdad, de la importancia de ser uno mismo, de la auto-determinación y de la importancia de quererse para ser querido. Habla del respeto, de la tolerancia y de la importancia de la comunicación. Habla del poder arrollador de las redes sociales, donde se crean “reyes” a partir de la nada, donde todo y nada es “real” y, sobre todo, habla del AMOR hacia uno mismo y del amor entre padres e hijos y entre amigos por encima de todo.

Para mí DEAR EVAN HANSEN es una obra de arte. Un regalo. Evidentemente tiene su dueto de amor, y ya he hablado varias veces de él. Me encanta! Y, como se desvelará en un vídeo promocional de ‘AMOR X AMOR - Duets de Musical’ que estamos “cocinando”, formará parte del programa de este concierto que estamos preparando con tanto AMOR, si encontramos la partitura, claro! Porque aún no se ha editado! Pero estoy segura que el maestro Xavi Torras (que por cierto, publicaba ayer en Instagram una foto al lado del cartel de éste musical escribiendo “HISTÓRICO. Así con mayúsculas”) resolverá el tema. Si no, escribiremos a Pasek y Paul directamente pidiéndosela, no? Es para una buena causa!

Puedo avanzar que este tema será interpretado por el fantástico Víctor Gómez, que recientemente formó parte de los elencos de RENT y de MOLT SOROLL PER NO RES; y la maravillosa Sara Pi, gran artista catalana que en 2015 editó su segundo álbum de estudio ‘Break The Chains’, desvinculada profesionalmente (por el momento) del mundo de los musicales pero amante de él, y que ya participó en el concierto de Scott Alan en Barcelona. Sí, yo también muero de amor imaginándomelo! De hecho, muero de amor imaginándome cada uno de los números que formarán parte de este especial concierto de duetos.

Bueno, paro que me emociono! Vuelvo para despedirme de DEAR EVAN HANSEN con otro de los temas estelares del musical: “Waving Through A Window”. Enjoy it!


2 comentarios:

  1. Hola tengo una duda, vine a parar aqui despues de que escuchase "Sincerely me" y la verdad queria ver de que trataba y me a encantado, Sabes donde puedo verla desde mi pais? (Chile)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lilith. Gracias por tus palabras. No conozco ninguna manera oficial de verlo desde Chile... No tienes previsto viajar próximamente a Nueva York? ;)

      Eliminar